Multimedios Balcarce
Miércoles, 13 de Diciembre | 9385 Usuarios únicos

Sociedad

“A Lujan en bici’’, la promesa que cumplió Oscar por su nieto

03.12.2017 | Tras la recuperación de su nieto Pipi, Oscar Orcajo recorrió 475 kilómetros hasta la Basílica de Luján. Emociones, sentimientos a flor de piel y una travesía inolvidable.


No hay dudas que la travesía de Oscar Orcajo, de unir en bicicleta Balcarce con Luján, es un acto de fe, pero fundamentalmente de amor. Tanto pidió y rezó que, cuando su nieto comenzó a recuperarse de la leucemia que lo aquejaba, decidió rendir una suerte de tributo a ese ruego que había sido escuchado por Dios. “Esta era una promesa que había hecho por mi nieto –Joaquín Indacoechea- y que gracias a Dios y a la virgencita pude hacer. Mi señora, en el primer viaje hasta Ayacucho me acompañó y ahí probé que podía mover y seguí solito. Fui corriendo para Rauch y en el mapa que tengo hecho, lo fui armando todo a base de Google, seguí adelante pero en algunos recorridos fui cambiando porque había viento y no pensaba hacer ruta, no quería pero tuve que hacerla. Fui cambiando de a poquito los lugares, saliendo temprano y hasta el mediodía -era mi meta- y después descansar. Llegando ya a Las Flores quise cortar, porque la ruta 3 es muy pesada de vehículos, quise cambiar un poco el rumbo y tomé un camino que se llama los médanos, que son 88 kilómetros. Salí a las 6 de la mañana y terminé a las 5 de la tarde, me quedé sin agua y ahí sí fue un día que paré, y al otro día hice de Roque Pérez hasta Navarro, pasé Lobos, siempre por ruta 205, que es una ruta que tiene un borde que se puede ir bien y después agarré la 41, que si es brava, la vi fea por los camiones, me tiré muchas veces abajo, iba luchando con los pájaros y con los hurones que se me cruzaban en la ruta. Después también me caí, fue cuando iba atrás de una casilla que frenó de golpe y no alcancé a sacar las trabas de la bici y me di un golpazo”, relata Oscar a La Vanguardia sobre su travesía.

-¿Fue solo durante todo el viaje? ¿Tenía comunicación con la familia?
-No, la comunicación era a la noche. A la mañana cuando salía les mandaba un mensaje al  grupo ‘’A Lujan en bici’’, donde estaban todos mis hijos y la familia. ’Salgo’’, les ponía, y después cuando llegaba al mediodía el clásico ‘’llegué’’ para que se quedaran tranquilos. Después a la noche hacíamos llamadas por teléfono y así de a poquito fui contando cómo iba todo. El día que llegué muy cansado todos empezaron a decirme que no salga al otro día y a su vez se estaban  preparándose porque que me iban a ir a buscar. Es decir, yo siempre estuve preparado para llegar, pero no para volver, entonces me fueron a buscar, pero nunca pensé que aparecería toda mi familia y hasta Pipi.

-¿Tenía algún entrenamiento para hacer esta travesía?
-No. A los 47 años tuve colesterol y empecé hacer un poco de bicicleta, andaba en una de esas de carrera y después ya no se podía andar en la ruta y me compré una mountain bike, pero nunca fui corredor. Me preparé un poquito, no mucho, y una vez que ya estaba listo para salir tuve un problema con un dedo que gracias a Dios lo resolví y después empecé a andar y ahora en estos últimos meses he hecho como máximo 40 kilómetros de tierra pero no todos los días. Estoy convencido que la fe es una de esas cosas que no hay que perder nunca, esta experiencia me enseñó eso.

-¿Cómo es la historia de Pipi, su nieto?
-Todo esto arrancó cuando él –tiene 16 años- tuvo una enfermedad brava –linfoma de Burkitt, una rara forma de cáncer del sistema linfático, asociado principalmente a linfocitos B que afecta predominantemente a gente joven- y gracias a Dios pudo sobreponerse. Él se va recuperando, y volverá a jugar al fútbol en Aldosivi, -antes lo hizo en San Manuel-, una de sus pasiones. Empecé caminando a la virgen de Luján,  y mientras estuvo haciendo el tratamiento iba y volvía, pero después que pasó todo pensé que tenía que lograr llegar en bicicleta y bueno se me iba pasando, pero era un peso que no me lo podía sacar de encima. Gracias a Dios y a la virgencita que me acompañó lo pude hacer y cumplir la promesa.

Conocé más de esta historia este lunes en el noticiero de Canal 28. 

© Copyright 2017 Diario La Vanguardia - Todos los derechos reservados.
La reproducción total o parcial de los contenidos aquí vertidos solo será permitida citando la fuente.

Los contenidos períodísticos y/o fotográficos aqui publicados, se encuentran protegidos por la Ley 11.723; la reproducción de contenidos no autorizados, constituye un acto ilícito y por ello sancionable".

Central de Noticias Balcarce
Calle 16 n 662 1 piso tel 02266 42-4151

Desarrollado por osmosis