Para guardar el acceso directo en el escritorio de su celular, pulse  y hag clic en AGREGAR A INICIO

Información Premium Registrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Miércoles, 08 de Diciembre de 2021 | 10352 Usuarios únicos

Policiales

Exclusivo / Documento Falaschi: lo que nadie contó de la causa
05-07-2014 La Vanguardia accedió al informe final de la fiscal Teresa Martínez Ruiz. Hace consideraciones sobre la ambulancia que trasladó al piloto y la habilitación del circuito. Además, deslinda responsabilidades por el fatal accidente. Foto: La Vanguardia.

El primer párrafo de la resolución de la fiscal Teresa Martínez Ruiz es tan clarificador como intrigante. El fallo de la fiscal que investigó la muerte de Guido Falaschi –ocurrido durante la competencia de TC realizada el 13 de noviembre de 2011- deslinda responsabilidades en cuanto a la actuación de la Municipalidad, la COPAM, la ACTC y los servicios de emergencia, pero resalta “la falta de habilitación de la ambulancia y del autódromo de Balcarce”. En ese mismo sentido la fiscal pone la investigación a disposición de las autoridades “si resulta de interés a los fines de evaluar las medidas de seguridad aplicables en eventos deportivos como el investigado”. La Vanguardia accedió de manera exclusiva a la causa que tiene cuatro cuerpos y la investigación que sustentó la decisión de la justicia que se conoció hace algunos días. En las consideraciones preliminares, Martínez Ruiz asegura que “el hecho investigado resulta un caso complejo, desde su análisis fáctico, la multiplicidad de organismos, reglamentaciones, personas involucradas y normativa aplicable, no así desde su tipicidad. En esa línea –asegura la fiscal- podemos decir que se ha descartado el desarrollo de una acción dolosa por parte de terceros en la producción del fallecimiento de Guido Falaschi y las lesiones padecidas por Néstor Girolami”. Este párrafo es clave porque confirma que Falaschi –según la investigación de la justicia- murió producto del accidente y no por cuestiones complementarias a la competencia. Sobre la habilitación del circuito -enfatiza la fiscal-,  “tiene habilitación municipal que data del año 2005 autorizada por la COPAM . La misma tiene una vigencia anual, la presentada al momento de la competencia databa de 8 años”, anterior a las obras que se llevaron a cabo en el autódromo.  Sobre este punto la comuna respondió que es la COPAN la que habilita el circuito y no la Municipalidad. En la causa figura también la declaración de Rodolfo Panet, funcionario de la COPAM quien aseguró: “nos constituimos en el circuito días antes y el  viernes previo a la mañana e hicimos la inspección en las ambulancias. Chequeamos que en materia de seguridad todo esté como corresponde y así lo estaba. Había cuatro ambulancias y una más de refuerzo”. También Panet habló sobre las polémicas gomas colocadas a la salida del puente. “Las gomas estaban bien donde pegó Larrauri, pero aquí las gomas son un mal menor. En general las gomas estaban atadas y con las redes encima. Las gomas cumplen una función y es parar la inercia del auto y por caso el vehículo de Falaschi fue frenado por las gomas. En ningún lado ni está reglamentado que no se pueden usar gomas de camiones. Según mi experiencia, chequeamos todo, incluso las gomas hasta 72 horas antes de la competencia y no lo hicimos el día de la carrera porque ya lo habíamos evaluado con anterioridad”, indicó Panet quien mencionó que “nosotros habilitamos el circuito técnica y administrativamente”, pero destaca el fallo que la ACTC “no sólo fiscalizó la competencia desde lo deportivo sino también desde las medidas de seguridad a desplegar tanto para los espectadores como para los pilotos”. En este contexto, se subraya además una resolución del ACA que dice que “las contenciones formadas por barreras de neumáticos están aconsejadas, definidas y explicadas en el Código Deportivo Internacional”. Aquí el perito de parte –de la familia Falaschi- afirmó que “si los neumáticos hubieran estado colocados de acuerdo a las normas FIA la energía cinética que traía el vehículo hubiera sido absorbida y no hubiera retrocedido. 

La ambulancia. En el expediente se adjunta también la declaración del doctor Rodolfo Balinotti, médico de la ACTC, quien aseguró que la ambulancia que trasladó a Falaschi “tenía sobrados elementos para atender este tipo de pacientes” y recalcó Balinotti –al igual que lo hizo Panet- que las ambulancias habían sido motivo de una inspección previa. 

Testimonios de los pilotos. Sobre la vuelta trágica, el piloto Leonel Larrauri –a quien con bandera azul le indicaron la cercanía de los punteros- dijo que “elegí una trayectoria distinta para que los punteros se dieran cuenta que los iba a dejar pasar. Cuando quiero doblar a la derecha el auto siguió en la misma dirección no me obedeció y me pegué contra las gomas” y confirmó que no recibió ninguna notificación de aceite en pista lo que provocó su despiste.  Por su parte, Mauro Giallombardo explicó que “cuando Larrauri se va afuera yo levanto, suelto el pie del acelerador pero no freno y me roza. Lo primero que atino a mirar es donde viene Guido –por Falaschi- para ver si me iba a pasar”. Más adelante, Giallombardo dice que “correr en Balcarce es como correr en un callejero rápido. La pista es hermosa pero peligrosa”. Y agregó que “el circuito tenía las mismas medidas de seguridad que el año anterior” -antes de las obras que se hicieron-. Guillermo Ortelli fue otros de los pilotos que declaró.  Sobre las medidas de seguridad aseguró que “fuera del radio de giro y que la pista estaba sucia, las vías de escape y demás estaban más amplias y más trabajadas”, entre otras consideraciones. Sobre el choque con Falaschi, Ortelli dijo que “cuando veo que el auto choca, se hace una nube blanca, veo que empiezan a volar las gomas y como venía cerca no tengo tiempo de pasar por la izquierda y me tiro a la derecha desacelerando. Quiero volver a la pista pero el auto se pone de costado y le pego a algo-era el auto de Faslaschi. Me quedo ahí sin ver nada esperando que pasen los autos. Creo que fue el peor momento de mi vida. Fui hasta al auto de Guido y vi que estaba como recostado sobre su hombro derecho y una mancha de sangre en el pecho. Después me alejé para dejar trabajar a los servicios de emergencia”, relató. 

Qué declaró Girolami. Néstor Girolami llevará por siempre el peso de la tragedia. Fue su auto Torino el que impactó en el de Guido Falaschi a la salida del puente con las consecuencias trágicas que enlutaron aquella tarde en el Fangio. Ante la fiscal Martínez Ruiz, Girolami dijo que “veo las gomas que se me vienen y trato de esquivarlas por abajo, controlo el auto, entro en una pared de tierra y cuando salgo de la nube veo un auto cruzado y me paré sobre el freno. Traté de esquivarlo, pero no tuve tiempo de nada. No recuerdo a qué velocidad venía, pero es una curva de tercera velocidad por lo que vendría a 150 km/h”. Y agregó: “después de algunos minutos siento que alguien dice “llévenlo en otra ambulancia que el otro chico está grave” –por Falaschi-. Girolami también confirmó que no recibió ningún aviso de aceite o de inconvenientes en pista y que Balcarce como San Juan son circuitos diferentes (en la misma línea se pronunciaron el resto de los pilotos).  También Cristian Dose declaró ante la fiscal. “Lo que quiero decir es que lo que pasó fue una sucesión de hechos y no es común que pase lo que pasó. Cuando me bajé del auto troté hasta el auto de Guido y vi que tenía una mancha de sangre en el buzo, a la altura del pecho que se iba enrojeciendo”. Dose fue más allá y aseguró: “digan lo que digan para mi Guido murió ahí en el auto. Sobre el desenlace del accidente, se agrega una declaración de Balinotti que menciona que “antes de sacarlo del auto constatamos los signos vitales y no tenía ninguno, su piel había cambiado estaba blanco cenizo y frío. En menos de 4 minutos llegamos al Hospital. Lo dejo en la guardia y sé que en el Hospital continuaron la reanimación hasta que finalmente certificaron la muerte de Guido Falaschi. Yo hablé con el tío y con la mamá y les expliqué que no sufrió”.  Más allá de esta consideraciones, confirma el fallo que la ambulancia no tenía habilitación expedida por el Ministerio de Salud, aunque aclara que no surgen dudas acerca del equipamiento necesario como la adecuada intervención. Asimismo, indicaron los médicos de guardia, Antonio Dojas y Silvia Lombardi que  “no tenía signos vitales. Se continúa la RCP avanzada, administración de drogas, apoyo de ventilación y cardíaco, aproximadamente sobre 40 minutos hasta que se constata el fallecimiento.

El informe completo en la edición impresa.

Más Noticias
ver historial de noticias
Publicidad
Publicidad

Contactanos

Crear Cuenta

Tengo Cuenta

Ingresar a Cuenta

Recuperar Clave

Generar Clave Nueva

Ingrese y confirme nueva clave