Para guardar el acceso directo en el escritorio de su celular, pulse y haga clic en AGREGAR A INICIO

Información Premium Registrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Viernes, 24 de Mayo de 2024 | 12151 Usuarios únicos

Incómoda visita de Kicillof a Quilmes en medio de la guerra interna con La Cámpora: gestos de tensión con Mayra Mendoza
17-04-2024

Lo que antes hubiese sido una visita llena de calor (y color) militante se transformó en una mera formalidad de gestión que dejó en claro la tensión que existe entre la administración de Axel Kicillof y La Cámpora, tras las críticas de Andrés "Cuervo" Larroque, ministro bonaerense, contra la agrupación fundada por Máximo Kirchner, a la que acusó de no haber colaborado lo necesario en la reelección del gobernador.

El escenario de la incómoda visita al conurbano fue Quilmes, donde gobierna Mayra Mendoza, quien fue una de las espadas camporistas que salió días atras a cruzar a Larroque, blanqueando las internas.

La frase que disparó la pelea en el kirchnerismo la pronunció Larroque el sábado en un acto en San Vicente en el que se juntaron para conmemorar un nuevo aniversario de lo que fue la presentación de Cristina Kirchner en los tribunales de Comodoro Py el 13 de abril de 2016 donde fue indagada por corrupción por el fallecido juez Claudio Bonadio.

Larroque sostuvo que Kicillof obtuvo la reelección y quizás “no con toda la colaboración necesaria de nuestra fuerza política” en una clara crítica a La Cámpora. Maximo Kirchner mantiene desde hace rato diferencias con el gobernador.

"¿Qué significa la conducción de Cristina? ¿Qué es la conducción de Cristina? ¿Que tres ñatos te manden un WhatsApp?", cuestionó. “Yo no quiero esa conducción de Cristina, quiero la conducción con movimiento popular, cuadros auxiliares de conducción, mesas de discusión, con debate, con programa, con método y movilización”, sostuvo.

Mendoza no se quedó callada. "No tengo palabras ante esa falta de respeto", dijo al ser consultada sobre los cuestionamientos internos. "No es solo la conducción de Cristina, sino su capacidad, su humanidad. Algunas declaraciones dejan de lado lo humano, y son netamente en el plano de la especulación política, eso para mi es nefasto", agregó Mayra Mendoza.

A Mayra se sumó Mariano Recalde. "No entiendo cuando el Cuervo Larroque dice que hay un compañero que anda en una cosa rara, pensé que hablaba de Guillermo Moreno". Dijo además que nunca vio a un dirigente del kirchnerismo cuestionando a Kicillof y le retrucó a Larroque: "El que cuestiona a Cristina anda en algo rarísimo".

Con ese derrotero declarativo, Kicillof visitó Quilmes y la intendenta demostró, respetando el protocolo, su descontento con el gobernador. Se pudo ver que en varias partes del recorrido que ni cruzaron miradas y ella hablaba directamente con los vecinos. Y cuando dio su discurso no lo nombró.

“Quiero que sepan como he dicho en más de una oportunidad, como militante política e Intendenta, siempre me van a encontrar caminando junto a ustedes, al lado de mi comunidad. Voy a estar siempre al lado del pueblo trabajando para solucionar los problemas de la gente", prometió Mendoza, sin hacer mención a Kicillof.

Otro dato: en las fotos que publicó en sus redes se la vio con cara de pocos amigos, seria, y en los dos que subió con el gobernador Kicillof directamente mira para otro lado. Su rictus respondía a la guerra que se declaró días atrás con Larroque. En La Cámpora entienden que el Cuervo salió a hablar habilitado por el gobernador y eso crispó todo.

Es más, mientras Kicillof realizaba su incómoda visita a Quilmes, los camporistas sintonizaban al mismo tiempo nuevas declaraciones del ministro de Desarrollo de la Comunidad, esta vez a radio El Destape, donde corrió la figura de Cristina del debate.

“Cristina está por encima de todos. Yo no quiero que la pongan en el eje de la discusión. Después te dicen que estás en contra de La Cámpora ¿Cómo voy a estar en contra de La Cámpora si yo soy fundador? Yo le entregué mi vida a La Cámpora”, cruzó a sus excompañeros de la orga kirchnerista.

Larroque dijo que no cree "en el peronómetro ni en el kirchnerómetro” y pidió autocrítica. “Uno tiene que hacer una ponderación de cómo hemos llegado hasta Milei. Todas las discusiones son válidas y no tenemos que dramatizar”. Al tiempo que habló de "revisar algunas metodologías".

El que también opinó sobre la pelea interna K fue Mario Secco, intendente de Ensenada, otrora ultracristinista que ahora demuestra mejor sintonía con Kicillof. Y bancó a Larroque. “No es bueno que Cristina mande mensajes por Whatsapp a través de otros compañeros que no respetan a algunos, eso te hace calentar. Porque vos sos un luchador que siempre estuviste dando la cara, que tuviste disciplina partidaria, compromiso con tu frente político y que después un cuatro de copas te mande un mensajito... hace calentar a cualquiera”, manifestó.

Más Notas
ver historial de notas
Publicidad
Publicidad

Contactanos

Crear Cuenta

Tengo Cuenta

Ingresar a Cuenta

Recuperar Clave

Generar Clave Nueva

Ingrese y confirme nueva clave