Para guardar el acceso directo en el escritorio de su celular, pulse y haga clic en AGREGAR A INICIO

Información Premium Registrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Domingo, 21 de Abril de 2024 | 10704 Usuarios únicos

Jones Huala en su peor momento: solo ´como un perro´ y abandonado por sus antiguos seguidores
01-02-2023

La conversión de Facundo Jones Huala en lonko o autoridad espiritual siempre estuvo cubierta de un manto de sombras y datos poco precisos.

 

En Chubut algunos vecinos se atrevían a imaginar que tal vez Jones Huala se “había ungido” solo. No es una idea tan descabellada en la Patagonia en donde las comunidades mapuches no se encuentran demasiado conectadas entre sí en una geografía inmensa, como pasa al interior de la Región de los Ríos y los Lagos en Chile.

Pero del mismo modo solitario y aislado en que se convirtió en autoridad Jones Huala hoy permanece solo, abandonado de los suyos y en huelga de hambre en una celda en Dina Huapi, a pocos kilómetros del centro de Bariloche y a a 40 kilómetros de donde vive su madre, Isabel Huala, quien ocupa terrenos usurpados al Ejército Argentino.

Prácticamente nadie en el universo mapuche se ha pronunciado en favor del lonko. Un silencio desértico lo rodea por estas horas. Mientras tanto un compañero de travesía, como Matías Santanta, conocido como el “mapuche de los binoculares”, continúa prófugo de la justicia federal junto a otras tres personas, por la ocupación de Mascardi, en Bariloche.

Jones Huala dejó de ser hace un tiempo el líder romántico que era, apoyado incluso por ONGs extranjeras cuando levantaba su bandera en un predio de Cushamen perteneciente a la familia Benetton.

“La detención fue un hecho casual, lo dejaron solo como un perro”, señaló el candidato presidencial, ex senador y Auditor General de la Nación y referente de Juntos, Miguel Pichetto, como ratificando esta situación.

Meses atrás su madre explicaba que su propio hijo le había prohibido visitarlo en el centro penitenciario de Temuco y el lonko también se ocupó en enero de 2022, cuando salió temporalmente en libertad condicional en Chile, de terminar su relación con su abogada chilena Karina Riquelme.

En algún sentido, Jones Huala parece intentar cumplir con el destino que avizoró su madre cuando fue “nombrado” lonko hace más de una década atrás. El de un “mártir”.

“Si lo matan, algunos se pondrán contentos y otros lo transformarán en un mártir”, decía a Isabel tiempo atrás.

Jones Huala siempre se sintió una suerte de Cristo mapuche.

“(Los que nos trata de terroristas) son ignorantes. Tienen que leer un poco más. Yo creo que hay más violencia en las canchas de fútbol que lo que puede haber en un conflicto de tierras. Y quien no lo dice por ignorancia, lo dice porque está del lado de los intereses reaccionarios, cuidando sus quintitas. Nosotros no somos terroristas. Sí somos revolucionarios y anticapitalistas”, declaraba en 2017 poco después de la muerte de Santiago Maldonado.

Su declaración de “guerra a fuego” al Estado argentino no resonó como el esperaba en 2014 y entonces decidió tomar medidas radicales. En abril 2015 ocupó junto a un grupo de seguidores un predio de 1200 hectáreas en Cushamen de la Compañía de Tierras del Sud y así, se podría decir, comenzó todo. Desde entonces los ataques a la propiedad y personas se sucedieron y logró la atención tan buscada para su causa.

“Jones Huala no representa al pueblo mapuche de ninguna manera. Tiene una condición política pero de ninguna manera representa la política que nosotros hemos trabajado y venimos reclamando”, advirtió en octubre de 2022, Orlando Carriqueo, coordinador del Parlamento Mapuche Tehuelche en Río Negro.

En el mismo mes el lonko Alejandro Huenchupan, referente de la comunidad Tequel Mapu, se refirió en duros términos a la organización Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) fundada por el propio Jones Huala.

“Son unos intrusos, unos usurpadores y malvivientes. No son oriundos. Son un rejunte de personas que han venido de diferentes partes a usurpar esas tierras en acuerdo con algunos locales de Bariloche de grandes barrios urbanos y que hicieron el sueño de poder ir a usurpar esa parte y demostrar que tenían una comunidad”, indicó al programa de Eduardo Feimann.

A dos días de su detención, ninguna comunidad mapuche se ha manifestado de manera independiente pidiendo la libertad del lonko. Ni Paicil Antriao en La Angostura, tampoco las de Cushamen en el departamento de Cushamen en Chubut, ni la lof José Celestino Quijada, de Bariloche, solo por mencionar algunas entre cientos.

En las últimas horas apareció un comunicado en las redes sociales que se adjudican el Movimiento Autónomo Mapuche de Puelmapu (M.A.P) y U.A.L de Resistencia Ancestral Mapuche.

“Denunciamos públicamente al estado argentino y chileno por la persecución política y jurídica al Lonko Facundo Jones Huala”, declaran.

“Hacemos un llamado a la gente consciente, a pu weichafe, a las distintas expresiones de resistencia, a los movimientos autónomos de ambos lados de la cordillera a acompañar y solidarizarse en el desarrollo de esta movilización ante los estados opresores, racistas y usurpadores de nuestro pueblo”, agrega.

 
 
Más Notas
ver historial de notas
Publicidad
Publicidad

Contactanos

Crear Cuenta

Tengo Cuenta

Ingresar a Cuenta

Recuperar Clave

Generar Clave Nueva

Ingrese y confirme nueva clave