Para guardar el acceso directo en el escritorio de su celular, pulse  y hag clic en AGREGAR A INICIO

Información Premium Registrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Lunes, 04 de Julio de 2022 | 2929 Usuarios únicos

El paso en falso del Presidente obligó al Gobierno a reaccionar: “No hay margen para abrir otro frente de tensión política”
21-05-2022

Alberto Fernández reabrió un conflicto con el campo al hablar de la posibilidad de subir las retenciones y obligó al Gobierno a recalcular rápidamente para evitar que el tema escalara. Minutos después de la entrevista de casi una hora que concedió el Presidente, en la Casa Rosada aclararon que "no" estaba previsto el envío de un proyecto al Congreso y que, en consecuencia, no habrá una ronda de consultas con la oposición, que anticipó su rechazo. Un rato más tarde, el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, se vio obligado a afirmar lo mismo públicamente. 

A pesar de que horas antes, el jefe de Gabinete, Juan Manzur, había descartado cualquier posibilidad de un aumento en las retenciones como mecanismo para controlar los precios, el jefe de Estado encendió este viernes la polémica con una rimbombante declaración. "El instrumento con el que más fácilmente se desacoplan los precios internos e internacionales son las retenciones. Ahora, las retenciones son un tema legislativo y necesito que el Congreso entienda el problema y llegado el caso acompañe una decisión de esa naturaleza", apuntó Fernández en diálogo con Radio con Vos.

“Para algunos —insistió— está bien subirlas y para otros, no, pero a veces la ampliación de los precios es tan grande que parece que es una medida que se cae de maduro”.

Para frenar todo conflicto con el Campo, tuiteó el ministro de Agricultura: "De ninguna manera se van aumentar las retenciones ni enviar un proyecto de ley".

Pareció ser esa la señal de que el Gobierno no estaba dispuesto a empujar un debate parlamentario. Incluso porque al recordar la postura de la oposición en torno al impuesto sobre la renta inesperada, el Presidente se situó ante ese escenario: "Yo puedo mandar mañana un aumento de retenciones al Congreso pero lo voy a perder si tengo a toda la oposición haciendo tractorazos”.

Se refería a la protesta que el 23 de abril encabezaron dirigentes de la oposición y ruralistas en rechazo al proyecto de impuesto a la renta inesperada y a la suba de dos puntos porcentuales los derechos de exportación de harina y aceite de soja, de 31 a 33%,

Pero con varios frentes abiertos y en medio de la crisis interna del Frente de Todos, en el Gobierno se apuraron en bajar la espuma al tema y aseguraron que "no hay margen para abrir otro frente de tensión política". "No está previsto que se envíe un proyecto al Congreso para aumentar las retenciones", perjuró una voz con acceso al despacho presidencial y diálogo minuto a minuto con Fernández. 

Ya habían surgido las primeras voces de la oposición en rechazo a la iniciativa y también había trascendido el malestar del campo. "No tenemos el número (en el Congreso) y no vamos a sondear a la oposición", señalaron desde el Gobierno, donde igual dejaron asentada la posición oficial: "SI tuviéramos los votos, lo haríamos".

Lo curioso es que el martes a la noche, el ministro de Economía, Martín Guzmán, planteó un escenario totalmente distinto. "Para poder darle continuidad a la recuperación económica, la Argentina necesita dólares. Si prohibimos las exportaciones o elevamos las retenciones no van a entrar más dólares”, explicó en C5N.

Por las dudas, si la voz más importante en materia económica no fuera suficiente, esa promesa fue refrendada este jueves por Manzur, el jefe de todos los ministros. "No (van a aumentar las retenciones), ya lo dijo el ministro de Economía", respondió ante la consulta específica.

Con todo el revuelo que generaron en el sector las declaraciones de Fernández, el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, se vio forzado a tener que llevar tranquilidad a sus interlocutores.

“Antes de presentar el Plan GanAr en Córdoba, hablé con @alferdez, @JuanManzurOK y @gabicerru. Desde que asumí, la preocupación del Presidente es el aumento de los alimentos para las y los argentinos. De ninguna manera se van aumentar las retenciones ni enviar un proyecto de ley”, se comprometió en Twitter. 

Igual, a pesar de que el propio Gobierno se encarga de dejar en claro que no enviará un proyecto de ley, saben que el debate ya se instaló. Afirman en ese sentido que "no hay ninguna opción de hacer cambios por DNU" y que en cualquier caso "ahora es la oposición la que tiene que responder y hablar". 

"Estamos en un momento complejísimo a nivel mundial. Que la oposición y el campo se den cuenta que no pueden seguir siendo así de mezquinos", insisten en Balcarce 50.

En ese sentido, en el menú de opciones que se manejan en el entorno presidencial, se mira con especial atención la decisión que adoptó India de prohibir las exportaciones de trigo para garantizar la demanda local y poner un freno a la inflación. "No vamos a dejar sin pan a los argentinos por la guerra", advierten en el Gobierno, al remarcar que "en este contexto global todas las opciones son posibles".

En marzo, ya con la guerra de Rusia a Ucrania comenzada, el ministro Domínguez decidió ampliar a 10 millones de toneladas los cupos de la exportación de trigo con el objetivo de "darle previsibilidad a los productores para la próxima siembra y lograr un nuevo récord de producción". En el Gobierno, ahora, no descartan cambios. Hay quienes creen que es otra forma de presionar al campo para negociar.

Más Notas
ver historial de notas
Publicidad
Publicidad

Contactanos

Crear Cuenta

Tengo Cuenta

Ingresar a Cuenta

Recuperar Clave

Generar Clave Nueva

Ingrese y confirme nueva clave