Para guardar el acceso directo en el escritorio de su celular, pulse  y hag clic en AGREGAR A INICIO

Información Premium Registrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Sábado, 24 de Octubre de 2020 | 457 Usuarios únicos

Sociedad

Exclusivo. Usan una mosca y su larva para convertir desechos en biofertilizantes y en alimento para animales
20-09-2020

 

Un francés y un belga montarán en nuestra ciudad un desarrollo industrial para transformar residuos orgánicos de agroindustriales o municipios, tal como residuos de papa, bagazo de cerveza y suero, en proteína Premium y abono. Procens, la empresa que fundaron, desarrolla un modelo de triple impacto para reducir los residuos orgánicos, producir proteína alternativa y regenerar los suelos. En una entrevista exclusiva con La Vanguardia, contaron los detalles de su trayectoria y de la revolucionaria industria del insecto.

El desarrollo del proyecto de Julien Laurençon, que es francés y François Nolet, de origen belga, es toda una innovación en sí mismo. Procens, la empresa que fundaron y con la que planean expandirse y dar un salto de calidad en Balcarce, propone generar grandes cambios y una verdadera revolución para la agroecología y los sistemas de producción a escala. Estos emprendedores llegaron primero a Colonia Caroya –en la provincia mediterránea de Córdoba- instalaron su primera biofábrica en Chacra de Luna, una finca agroecológica, para iniciar el proyecto cuyo objetivo es lograr transformar, en solamente 2 semanas, cada tonelada de residuos orgánicos en 250 kg de larvas frescas y 400 kg de abono. Ese prototipo industrial que hace uso de una mosca y de su larva convierte desechos en biofertilizantes y en alimento para animales. Esta larva tiene más de 40% de proteína animal en base seca. Luego de analizar varias oportunidades para instalar su planta piloto, eligieron mudar todo el proyecto a Balcarce para trabajar con actores locales de la agroindustria de distintos rubros tal como papas, cerveza y queso etc.

Según explicaron, proponen una solución de reciclaje de nutrientes sustentable y sostenible a partir de la instalación de plantas modulares replicables de cría de larvas de las denominadas moscas soldado negra para convertir residuos orgánicos en proteína Premium para la alimentación animal y biofertilizantes para los cultivos locales, sobre la base del doble cero: 0 residuos, 0 emisión.

François y Julien, dejaron sus vidas en Bélgica y Singapur para instalarse en Argentina. Según sus propios datos, en el país hay más de 5000 vertederos y se genera 1 tonelada de basura cada 2 segundos. De lo cual la mitad son residuos orgánicos sin solución de disposición final apropiada. Por otro lado, el sistema productivo actual no permitiría abastecer el aumento del 70% de la demanda en proteína animal que se va a generar para el 2050. “Estamos hoy liderando el desarrollo de una nueva industria argentina basada en los insectos. El proceso productivo se realiza bajo condiciones controladas sin generar ningún residuo o emisión. Alimentándose, esta larva convierte residuos orgánicos en proteína de manera muy eficiente. En solamente 2 semanas, multiplica su peso por 4000. Luego de eso, la cosechamos y la transformamos en fuente de proteína premium. Y toda la materia fértil sobrante se convierte en abono natural.  En resumen, Procens desarrolla un modelo de triple impacto para: reducir la basura orgánica, producir proteína alternativa, regenerar los suelos”, explicaron.

Según mencionaron a La Vanguardia, para entender el negocio en escala, vale reseñar que la larva de la mosca “soldado negra” es capaz de convertir cada tonelada de residuos orgánicos en 400 kilos de biofertilizante o humus y en 250 kilos de larvas que tienen un alto valor proteínico y que pueden ser utilizadas en la alimentación de cerdos, de aves de corral y de peces. El prototipo llevado adelante en Córdoba sirvió durante ese tiempo para poder mostrarlo y entusiasmar a nueve inversores que apoyaron económicamente la etapa que viene, en la que harán una prueba piloto con los residuos de la papa (mayoritariamente cáscara) en nuestra ciudad.  Aquí, montarán el primero de los módulos de 150 metros cuadrados, con una capacidad de procesamiento de unos 600 kg diarios de residuos orgánicos. Se irán incorporando módulos si la experiencia funciona, precisaron. Asimismo, agradecieron especialmente al Municipio por la recepción y la gestión del subsecretario de la Producción y Empleo, Martín Carballo, funcionario clave para su llegada, y quien coordinó y colaboró con la logística para su instalación en nuestro distrito.

Julien Laurençon, uno de los socios fundadores de Procens, trabajó en el sector privado durante más de 15 años, como consultor en Accenture llevando a cabo proyectos de transformación mundial para más de 10 bancos en Europa y Asia en el área de estrategia y arquitectura de sistemas de información. En los últimos años, fue vicepresidente en el banco privado Credit Suisse en Singapur. En 2016, Julien renunció a su trabajo en el banco y se fue de viaje a 18 países diferentes, llegando a Argentina para hacer voluntariado con Fundación Si, TECHO y Sumando Energías. Se apasionó para todas las oportunidades y desafíos que presenta el país al nivel ambiental y social. En 2017, hizo un posgrado en Gestiones de Organizaciones Sin Fines de Lucro en San Andrés y otro en la UCA en Ambiente y desarrollo sustentable. Fue cofundador de un primer emprendimiento dedicado a la agroecología en Buenos Aires y trabajo en la cooperativa sin fines de lucro En Buenas Manos, que se dedica a la inserción de personas con discapacidad en el ámbito laboral. También es cofundador de dos emprendimientos implementando modelos de diseño sistémico, economía circular y economía azul, incluyendo Procens.

François Nolet, cofundador de Procens, tiene 27 años y se graduó en ICHEC Brussels Management School como Ingeniero Comercial. Durante los dos últimos años estuvo implicado en el diseño e implementación de varios proyectos de desarrollo territorial en Colombia, Francia, y Argentina. Siendo inspirado por el concepto de Economía Azul, desarrolló un gran interés por los modelos económicos sistémicos - que no sólo suelen ser rentables, pero también fomentan el vínculo social y contribuyen a la recuperación de los ecosistemas.  Después de haber desarrollado un emprendimiento de cultivo de hongos sobre borra de café en Bélgica, decidió instalarse en Argentina y junto con Julien, arrancar con el emprendimiento Procens. .

Mosca soldado negra

La Hermetia illucens, también conocida como mosca “soldado negra", es nativa de América y tiene la apariencia de una avispa porque es más bien alargada. A diferencia de la mosca común, cuando llega a la edad adulta no se alimenta y sólo se dedica a reproducirse. Su larva, en apenas 14 días, es capaz de aumentar su peso 4.000 veces, solamente alimentándose de desechos orgánicos. “No es una especie invasiva, vive habitualmente en verano durante 10 días y no se alimenta. No lleva plagas ni contamina. Realmente no tiene nada que ver con la mosca común”, aclara Julien.

IncubaCor y programa Mayma

El año pasado, Procens fue seleccionado para formar parte de IncubaCor y del programa Emprender con impacto de Mayma junto con Mercado Libre, en el cual quedaron seleccionados entre los 6 finalistas del país.

 

Cómo saber más

En Facebook: @procens.soldadonegra

La nota completa en la edición impresa de La Vanguardia

 

 

Más Noticias
ver historial de noticias
Publicidad
Publicidad

Contactanos

Crear Cuenta

Tengo Cuenta

Ingresar a Cuenta

Recuperar Clave

Generar Clave Nueva

Ingrese y confirme nueva clave