Para guardar el acceso directo en el escritorio de su celular, pulse  y hag clic en AGREGAR A INICIO

Información Premium Registrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Domingo, 20 de Septiembre de 2020 | 11815 Usuarios únicos

Sociedad

Balcarce histórica: Los 150 años de la Patria, en 1960
25-05-2020

 

 

En Balcarce se realizaron varios actos durante cinco días en la plaza Libertad, el Concejo Deliberante, el cerro El Triunfo, el Cine Teatro y escenarios deportivos.

 

Arturo Frondizi era el Presidente de la Nación y Oscar Alende Gobernador de nuestra provincia cuando se cumplieron 150 años

de la instauración del primer gobierno argentino. Sobre los varios actos que comprendió la celebración en la capital del país, en distintas fuentes se recuerdan una Exposición Nacional para mostrar lo construido en esa historia. El lema fue “La Argentina en el tiempo y en el mundo”.

El Senado de la Nación editó con 20 tomos la Biblioteca de Mayo, fueron invitadas 50 delegaciones extranjeras para asistir a los festejos, y se realizó un gran desfile de 16.000 efectivos de las  Fuerzas Armadas, escuelas y organizaciones civiles en la Avenida del Libertador porteña.

También se concentraron en la Capital los gobernadores de todas las provincias, el Presidente habló desde los balcones del Cabildo –donde se formó el primer Gobierno en 1810- y se llevaron a cabo muchas conferencias sobre ese acontecimiento. Además, fueron repatriadas reliquias.

En Balcarce era Juan Pastori el intendente municipal. El programa de los festejos se desarrolló durante cinco días organizado por la Comisión Permanente de Cultura y Festejos Populares, desde el jueves 21 hasta el martes 25 en que se hizo el acto central. Se organizó y presentó una exposición agrícola, ganadera, industrial, educativa y cultural, reflejando lo que era Balcarce tras sus entonces 84 años de la ciudad fundada en 1876. En el partido en 1960 vivían unas 38.000 personas.

Esa variada muestra ocupó un amplio espacio en pleno centro de la ciudad con una diversa participación, habiéndose destacado la Estación Experimental Agropecuaria del INTA cuyo director era el ingeniero Domingo R. Pasquale. Ese amplio espacio era un terreno frente a la plaza Libertad donde después se construyó la sede del Club Trabajo, hoy Sportivo Trabajo.

Otro acto importante fue la inauguración del anfiteatro natural del cerro El Triunfo, tras una idea del vecino Saverio Bonazza que años más adelante fue el autor del escudo del partido. “Espectáculo imponente”, tituló el diario El Liberal el lunes 24 al informar sobre aquella apertura del sábado anterior en el sitio más alto de la ciudad. En el cerro también fue entronizada en la gruta la imagen de la Virgen de Fátima, llevada con una extensa procesión desde la iglesia San José.

 

CORO, PLACAS, PLATENSE

El quehacer cultural y el deporte tuvieron participación en esas cinco jornadas. La Biblioteca Pública Pablo A. Pizzurno presentó en el Cine Teatro a un coro dirigido por la profesora Nelly Curto de Mendieta e integrado por alumnos de las cuatro escuelas secun- darias de entonces: Normal, Industrial, Nacional e Instituto Santa Rosa de Lima.

En la plaza Libertad fueron realizados homenajes a los hombres de Mayo con el descubrimiento de placas. Lo hicieron docentes, la sucursal local del Banco de la Provincia y alumnos de la Escuela 2 General José de San Martín. Además, en ese paseo central el domingo 23 fue inaugurado el mástil en el cual en adelante se izó la bandera nacional. En la plaza Martín Güemes otra placa fue colocada por la Junta Vecinal de ese barrio.

La actividad deportiva integró el programa de festejos. El fútbol lo hizo con la visita del Club Platense de la Capital Federal, en un partido con el combinado local en el estadio del Club Sportivo Balcarce. La figura del equipo visitante que jugaba en la Primera B de la AFA, era el delantero y goleador Juan Carlos Morrone, quien al finalizar esa temporada fue vendido a Lazio, de Italia, en 60.000 dólares.

En el Club Sportivo de la calle 17 disputaron partidas equipos de ajedrez de Balcarce y Necochea, a la vez que cuatro conjuntos del básquet de la ciudad compitieron en un torneo. Atletas se sumaron con una marcha desarrollada por las calles, contando todas esas participaciones con mucho apoyo de la población.

 

 

Dos actos en los festejos del ´60

El anfiteatro y la Virgen de Fátima

                           

La inauguración del nuevo espacio en el cerro y la procesión llevando la imagen desde la iglesia San José, concentraron a numerosa cantidad de balcarceños.

 

La celebración del Sesquicentenario de la Revolución de Mayo significó en Balcarce, entre otros aspectos, la incorporación para la vida futura de la ciudad de un escenario donde se presentarían grandes espectáculos con la presencia de multitudes. También hacia adelante se abrió la posibilidad de contar en ese sitio de espacios para el paseo, la actividad física y nuevos centros de atracción.

La inauguración del anfiteatro natural hace 60 años fue posible tras la decisión del gobierno de la provincia que decretó la cesación de la actividad minera en ese lugar. Esa explotación en el cerro había comenzado –como señalan historiadores- en el tiempo de los inicios del pueblo, fundado en 1876.

Rogelio Elías Adobbati, recordado vecino que además de concejal municipal fue secretario general del intendente Juan Pastori desde 1959 a fines del ´61, contó a La Vanguardia sobre esa gestión del  gobierno de la comuna. En alguna edición del diario El Liberal de esos años, además, se publicó un comentario sobre la necesidad que El Triunfo no funcionara más como cantera. ”Gran parte del cerrito -  ha desaparecido por la acción desvastadora del hombre”, apuntó en esas páginas.

El nuevo escenario fue recibido en aquel festejo por una multitud, en una jornada sobre la cual el periódico dijo que el espectáculo que se vio fue “imponente”. Era una verdadera novedad en la vida de Balcarce, que –como otras veces se ha recordado- surgió por una inquietud del vecino Saverio Bonazza, a quien acompañaron en esa idea Adobbati y Luis Franganillo.

Ese sábado actuaron el coro de la Escuela Normal, la Agrupación Tradicionalista El Ceibo creada siete años antes en Mar del Plata y la Peña José Hernández, de nuestra ciudad.  Otro comentario de El Liberal del lunes siguiente fue que “muy  pocas veces en Balcarce un acto congregó tanto público”. Ocho años más adelante fueron iniciados en ese nuevo espacio los festivales del Canto Argentino, después A Lonja y Guitarra, la Fiesta Nacional de la Papa y se presentaron otros espectáculos hasta llegar a las noches de la Fiesta Nacional del Automovilismo.

Volviendo al recuerdo del Sesquicentenario, el Concejo Deliberante realizó una sesión especial en la cual hablaron el intendente Pastori y concejales de los distintos bloques. El recinto del cuerpo era aún el antiguo salón en la esquina de calles 17 y 18 en el edificio de la Municipalidad construído en 1907. Ya la administración central de la comuna había sido trasladada a la esquina de avenida del Valle y la calle 16. En cuadras de la calle 18 se inauguró además la nueva iluminación pública, denominada ”vía blanca”.

El acto central de la celebración se hizo el martes 25   en la plaza Libertad con un aplaudido desfile de las escuelas del distrito. Esa noche fuegos artificiales desde el cerro cerraron el festejo patrio.

 

OTRA CONCENTRACION

Antes de ese final mucha gente participó en una larga procesión para trasladar la imagen de la Virgen de Fátima desde la iglesia San José hasta la Gruta en el cerro, encabezada por el cura párroco Nicasio Aníbal Durán. Con antorchas la caravana llegó al punto más alto de la ciudad, en una escena que El Liberal describió como

“impactante”.

Fue esa una iniciativa de siete hermanas Carbone: Rosa, Filomena, Teresa, Angela, Cristina, Ana María y Ramona, quienes llegaron de Ayacucho para radicarse en nuestra ciudad. Abrieron un comercio denominado La Orquídea en calle 22, entre 17 y 19, que luego fue  trasladado a 17 entre Kelly y 18, con una novedad en pleno centro: estuvo en la primera galería comercial.

El vecino Héctor Angel Martorello ( Pocho), que ha colaborado con recuerdos en charlas con La Vanguardia, estuvo en esa caminata y por supuesto conoció a esa familia. Angela, quien fue directora de la Escuela 6 José B. Cereijo, organizó después por pedido del padre Durán la reapertura de la Escuela Parroquial Emilio Lamarca en la calle 20.

Esa familia se ocupó en adelante de la atención de la Gruta, su limpieza, recogió promesas que dejaron fieles y cuidó flores que también llevaron devotos de la Virgen. Esa tarea pasó a religiosas antonianas de la Capilla Santa María, y a la vecina Amalia Flego de Cantando.

Más Noticias
ver historial de noticias
Publicidad
Publicidad

Contactanos

Crear Cuenta

Tengo Cuenta

Ingresar a Cuenta

Recuperar Clave

Generar Clave Nueva

Ingrese y confirme nueva clave