Para guardar el acceso directo en el escritorio de su celular, pulse  y hag clic en AGREGAR A INICIO

Información Premium Registrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Martes, 20 de Agosto de 2019 | 2592 Usuarios únicos

Política

Documento del Frente Grande Balcarce: ´la memoria es el hilo conductor de la identidad´
22-03-2019
Como parte de la memoria activa creemos necesario hacer un raconto de los hechos y sus consecuencias, que hoy a 43 años nos persigue como una vieja herida que cuesta sanar y esbozar los delineamientos a proseguir bajo el Estado de Derecho que nos garantiza la democracia.
Elaboramos el presente mensaje tomando viejas notas y discursos de otros años para sintetizarlo así: El 24 de marzo de 1976 comenzaba en Argentina una de las épocas más oscuras de nuestra historia, un golpe de estado nos pondría bajo las penumbras de una dictadura cívico-militar que duraría hasta 1983. Este golpe se distinguió de los anteriores porque puso en práctica determinadas estrategias represivas como la privaciones ilegitimas de la libertad, desaparición forzada de personas, secuestros extorsivos, la apropiación de niños, la diseminación de más de 500 centros clandestinos de Detención y Tortura en todo el territorio nacional y el exilio forzado de miles de
argentinos. De allí que se lo denomine terrorismo de Estado ya que no sólo atacó la libertad sino a la misma condición humana. No eran excesos o actos aislados. Fue un plan criminal, una acción institucional diseñada con anterioridad al 24 de marzo y ejecutada desde el propio Estado bajo los principios de la doctrina de la Seguridad Nacional. Las víctimas pertenecieron a una generación de jóvenes con un enorme compromiso con el país, que luchaban con esperanza y hasta entregaron sus vidas por esos ideales. Pero más allá de estos miles y miles de víctimas puntuales, fue la sociedad la principal destinataria del mensaje del terror generalizado.
La gravedad de lo ocurrido, su saldo doloroso y desgarrador, las monstruosas y aberrantes conductas en que cayeron las fuerzas armadas, las consecuencias de la concentración económica, el desempleo, el aumento de la pobreza, la destrucción de la economía local y la exclusión que se derivaron del modelo implementado, hacen obligatoria la reflexión sobre ese período. Porque el pueblo que no piensa su pasado y que no lo elabora, corre el grave riesgo de repetirlo. Ese proceso de recordar es un valioso mecanismo de resistencia y de búsqueda de la verdad que viene acompañado por la necesidad de hacer justicia.
 
Conocer el pasado, interpretar el presente, construir el futuro
El Día Nacional de la Memoria por la Verdad y Justicia, entonces, es una fecha en la que se conmemora y busca mantener vivos en la reflexión y memoria social los tristes acontecimientos producidos en la última dictadura militar. No con el objetivo de depositar una visión estática sobreaquella etapa tan oscura, no con el objetivo de perpetuar un ánimo social irreparable, no con la intención de vivir con la mirada puesta en el pasado… Pero sí con el objetivo de tener presente los errores cometidos y las consecuencias terribles que de ellos pueden desprenderse. Sí con el objetivo de una consciente muestra de respeto por las familias víctimas de la desaparición de un hijo, una hija, una nieta o un nieto. Sí con el objetivo de buscar justicia y dar luz a los acontecimientos que tuvieron lugar en aquella triste etapa de la historia argentina. No siempre a las palabras se las lleva el viento. En ocasiones, permanecen en el alma rebotando una y otra vez, como queriendo volver a salir y convertirse en un grito a viva voz.
La importancia de cada palabra, de cada signo ubicado en la trama de un discurso, es la misma que tiene cada minuto de nuestra historia.
Resulta necesario superar la mera conmemoración de esta fecha para asumir un verdadero compromiso en la construcción de una conciencia ciudadana democrática, para lo cual es indispensable reconocer que el proceso militar tuvo la complicidad de vastos sectores de la sociedad, de sectores económicos, eclesiásticos, de grupos periodísticos que se hicieron dueños del papel prensa, y parte de esa conciencia es entender que son esos mismos que diariamente
intentan estafarnos con una supuesta "neutralidad informativa", cuando en realidad estamos frente a la "Información Monopólica". Y que el proceso de concentración en el sector de la comunicación consolida situaciones monopólicas y afecta, por ende, el derecho universal a la información.
La memoria es el hilo conductor de la identidad. Todo lo que somos está finamente esculpido en nuestro ADN pero también en todo lo que vivimos nosotros y las generaciones que nos precedieron. Proponemos que este 24 de marzo sea una oportunidad para ejercitar los valores democráticos, esto es:
• El ejercicio pleno de los derechos consagrados en la Constitución Nacional en sus Art. 14 y 14
bis y en los tratados y declaraciones internacionales sobre derechos incorporados por el Art. 75
inc. 22
• Una sociedad inclusiva, es decir aquella en la que todas las personas tengan iguales
posibilidades de educación, trabajo, salud, vivienda más allá de sus diferencias (raza, género,
condición social, status económico, etc. ).
• Una población inmersa en el contexto social, cultural y regional en la que niños, niñas, jóvenes
y adultos tengan la posibilidad de conocer y comprender la realidad, actúen sobre ella y la
transformen.
• El respeto por las diferencias promoviendo la comprensión y la aceptación de las diversas
culturas que pueblan nuestro país habilitando espacios de debate abiertos a las distintas formas
de pensar, actuar y sentir.
• Una sociedad proyectada al futuro en la que todos y todas puedan nutrirse de aquellas capacidades y habilidades que demanda el siglo XXI, es decir aquellas transformaciones Sociotecnológicas que promueven las competencias cognitivas y sociales requeridas por el mundo contemporáneo.
Nuestra tarea es vislumbrar los nuevos horizontes de conocimiento, de producción y de organización para lograr una sociedad más justa, libre e igualitaria. "Ese prójimo que interpela a mi indiferencia y a mi descuido".
Por eso, creemos es necesario seguir sosteniendo y acompañando a las organizaciones de
Derechos Humanos, a la APDH aquí en Balcarce y a nivel regional, porque la lucha de las abuelas y
madres continúa, porque los crímenes de la "lesa humanidad" no prescriben, y porque la memoria
es aprendizaje, y recordar define la identidad y la conducta de un pueblo.
Traemos al recuerdo las palabras de la ex Presidente Cristina Fernandez de Kirchner en al acto del
año 2010 donde señalaba y mostraba parte del sentido de esta conmemoración, decía: "Cada nieto que aparece es una victoria sobre el olvido y la muerte, y es esencialmente una victoria del
Estado de Derecho, de la Calidad Institucional, porque no puede haber Estado de Derecho ni
Calidad Institucional si no hay Identidad". Por eso, más que una prueba de ADN, es una prueba
de Justicia. Recordamos el poema que escribió Amanda Dri, llamado “Memoria”. Un día me asomaré a tus recuerdos. La memoria que pensaba perdida será rescatada
Un perfume, una caricia en el viento
Muchas sonrisas floreciendo en las almas
Un día me asomaré a tus recuerdos. Y caminaré por esas calles amadas
Música en el aire que reemplazará al silencio
Caminando paso a paso cada mañana. Un día me asomaré a tus recuerdos. Volveré siempre y no temeremos nada. Deseo terminar estas palabras mirando con optimismo el futuro, con la convicción que hoy manifestamos: Nunca más al golpe y al terrorismo de Estado, y le decimos Si a la Memoria,
Verdad y Justicia. 
 
Mónica A. Maza – Presidente Partido Frente Grande – Balcarce
Fabián F. Núñez – Vice Presidente partido Frente Grande - Balcarce
Más Noticias
ver historial de noticias
Publicidad
Publicidad

Contactanos

Crear Cuenta

Tengo Cuenta

Ingresar a Cuenta

Recuperar Clave

Generar Clave Nueva

Ingrese y confirme nueva clave