Para guardar el acceso directo en el escritorio de su celular, pulse  y hag clic en AGREGAR A INICIO

Información Premium Registrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Martes, 18 de Diciembre de 2018 | 13196 Usuarios únicos

Sociedad

Escándalo: denuncian a una médica que se niega a atender a policías
09-07-2018 A una sargento la obligó a volver a su casa para cambiarse el uniforme. En otro caso, una oficial con un dolor en el pecho tuvo que esperar dos horas para atenderse. Los hechos fueron denunciados en la justicia y ante la dirección del Hospital. Foto: archivo La Vanguardia.

Otra vez el Hospital Municipal es el escenario de una situación polémica, en este caso vinculada con la denuncia de un hecho de discriminación y el eventual incumplimiento de los deberes profesionales de una médica del centro asistencial. El 13 de junio pasado, una sargento de la Policía de Balcarce de 24 años –quien lleva cinco años en la fuerza- denunció en la justicia que al concurrir a la guardia del Hospital Municipal, por un dolor muy fuerte en el bajo vientre por una infección urinaria, la médica que la recibió se negó a atenderla ya que la sargento, al estar de servicio, estaba uniformada. “Sos bombero o policía”, la increpó la profesional de la salud que la recibió. La sargento –que presentaba fuertes dolores y le costaba mantenerse en pie- respondió lo obvio, que era policía, aunque la respuesta de la médica fue más desconcertante; “discúlpame pero yo uniformados y con armas no atiendo”, le dijo a la funcionaria policial en la misma sala de atención de la guardia del centro asistencial local. La sargento le explicó que estaba uniformada porque se encontraba de servicio cuando se descompuso y que el arma que llevaba era su herramienta de trabajo. La sargento se fue entonces sin ser atendida del Hospital, intentó localizar a su médico de cabecera quien se encontraba de viaje con lo cual no le quedó otro remedio que solicitar permiso a sus superiores, llegar hasta su casa para cambiarse el uniforme de policía por ropa de civil y volver al Hospital para poder ser atendida por los fuertes dolores que tenía. Al llegar, y al observar la médica que la sargento vestía de civil la atendió en uno de los consultorios de la guardia, según consta en la denuncia que se presentó en la justicia y a la que accedió este diario. Por otra parte, la funcionaria policial refirió en su denuncia que decidió llevar el caso a la justicia ya que no es la primera vez que ella y sus compañeros son víctimas de este tipo de actos de discriminación. Muchos de los efectivos de la Policía de Balcarce no viven en la ciudad por lo que sería casi imposible que retornen a sus casas para cambiarse y volver de civil al Hospital al que concurrieron por una urgencia médica, explicó la sargento. “No dijo nada, ni me miró a la cara, se dedicó estrictamente a la cuestión médica”, contó la policía que pasó por este mal momento en el nosocomio local.

Varios casos. Según pudo saber este diario, son varios los casos en los que esta médica particularmente se negó a atender al personal de la Estación de Policía Comunal. “En varios casos llegamos al Hospital por una urgencia y si estamos uniformados tenemos que esperar dos o tres horas para ser atendidos si es que está esta médica de guardia”, contaron a La Vanguardia varias integrantes de la fuerza de seguridad local que han sufrido en carne propia el maltrato de la profesional de la salud. “Entendemos que la guardia del Hospital está con mucho trabajo, pero vemos que cada vez que está esta médica no nos atienden y debemos esperar largas horas hasta que nos termina atendiendo otro médico que, suponemos, no está de guardia pero viene a salvar la situación”, confió otra fuente. “Una compañera llegó con un dolor en pecho, que por suerte no pasó a mayores, y estuvo horas sin ser atendida”, relataron.

Sumario. Fuentes oficiales consultadas por el diario La Vanguardia al respecto mencionaron que todavía no se inició un sumario administrativo por parte de la dirección del Hospital Municipal para investigar qué fue lo que pasó, aunque el director del centro asistencial, el doctor Jorge Feoli, se entrevistó con la médica y la puso al tanto de la denuncia, por lo que se espera ahora por escrito el descargo de la profesional. Por otra parte, desde la Fiscalía Descentralizada se confirmó que se recibió la denuncia de la sargento y se están evaluando una serie de medidas, aunque más allá del acto discriminatorio que pudiera haber existido –indicaron- no existiría un delito específico como, algunos sostienen, el de abandono de persona.

El caso llegó a la intendencia. Al cierre de esta edición, La Vanguardia pudo saber que, al margen del malestar que esta situación generó internamente entre los integrantes de la fuerza de seguridad que se sienten discriminados, el caso llegó a manos del intendente municipal y jefe de la Policía, el doctor Esteban Reino, y sus funcionarios quienes pretenden se investigue qué fue lo que pasó. “Hay que aclarar el tema, porque no se pueden aceptar hechos de discriminación ni se le puede negar la atención a nadie, sea policía, bombero o un vecino de a pie”, indicaron. 

La nota completa en la edición impresa de La Vanguardia. 

Más Noticias
ver historial de noticias
Publicidad
Publicidad

Contactanos

Crear Cuenta

Tengo Cuenta

Ingresar a Cuenta

Recuperar Clave

Generar Clave Nueva

Ingrese y confirme nueva clave