Multimedios Balcarce
Miércoles, 20 de Junio | 3631 Usuarios únicos

Cultura

La historia de la Dante Alighieri de Balcarce

15.04.2018 | Luciano Valloto era presidente de la entidad de la colectividad, cuando socios y vecinos fundaron la Asociación Dante Alighieri de Balcarce.


Apenas siete años después de la fundación en Roma de la Società Dante Alighieri, fue creada en Buenos Aires la primera entidad con ese nombre para mantener vivo el sentimiento de la italianidad, promoviendo y difundiendo el estudio de la lengua de esa rica y enorme cultura.  Se estima que en ese año 1896 eran en nuestro país algo más de 200.000 los inmigrantes con ese origen europeo, cantidad que por supuesto fue creciendo. El nacimiento de la Dante en la Capital Federal se concretó a instancias de aquella Societá inicial de la península, puesta en marcha en 1889 por iniciativa de Giosué Carducci,  Premio Nobel de Literatura más adelante en la primera década del siglo 20. Una definición que se escucha sobre la labor de la entidad en el mundo es muy precisa: “Italia comienza en La Dante”. Pasaron varias décadas para que en Balcarce surgiera el interés por contar con un centro de enseñanza similar. Es natural pensar que ese paso se dio en el ámbito de la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos, que es la institución civil más antigua de nuestro partido. Fundado el pueblo San José en 1876, tan sólo habían pasado cuatro años cuando un grupo de inmigrantes comenzó a conversar con la intención de adoptar esa decisión. Con un objetivo central –los socorros mutuos- las charlas fueron iniciadas en una confitería denominada De las Damas, con la participación en esos encuentros de los vecinos Vicente Molinari, Serafín Viglizzo, Tomás Colomani y Elías Sani, entre otros. El 18 de agosto de 1880 se eligió la comisión directiva definitiva, siendo luego designado Juan Bautista Michiello para desempeñarse como  primer presidente. Ese inmigrante desarrolló una activa tarea en la entonces naciente población. En esta asamblea decisiva estuvieron presentes –invitados- casi todo los italianos instalados en esta zona, apuntó Carlos A. Segura en su libro “Balcarce, una mirada sobre mi pueblo”. La Sociedad pasó en el siglo siguiente a ser denominada Asociación.

CREACION DE LA DANTE
Fueron a su vez descendientes de italianos y nativos de aquella tierra los que crearon décadas atrás –como se dijo antes- la Dante de Balcarce. En la memoria surgen así Horacio Sansosti, Alcibíades Lázzaro y el recordado Fausto Glessi, entre otros impulsores de esa iniciativa que fue una novedad en la ciudad. Luciano Vallotto, otro  inmigrante como Fausto, presidía en ese momento la Asociación ubicada en la calle 15, habiendo estado en ese cargo  durante varios años. Con esa creación se abrió entonces la firme posibilidad de aprender italiano aquí y en una entidad ligada a la asociación que funcionaba en la península con historia y respaldo, desde la cual se anticipaba apoyo incluso económico como fue ocurriendo con el paso de los años.  Además, en la flamante Dante local podían surgir proyectos para desarrollar actividades de orden artístico y cultural, lo cual también aconteció.
En el archivo de La Vanguardia figura una publicación efectuada hace tres años en momentos en que la Dante era presidida por Roxana Meschino, con Nora Del Bino, Graciela D´Onofrio. Nieves Peruggini y María Di Girolamo en los cargos principales de la comisión directiva y con la conducción de la profesora Mirta Marcos -esposa de Luis Arabia- en los cursos de idioma. Su labor docente durante varios años, que continúa hoy, es destacada por los alumnos. También la enseñanza estaba a cargo de los profesores Carmen D´Onofrio y Facundo Cambareri, con clases a adolescentes y adultos que se desarrollaban en calle 22 entre 21 y 23, además de las que se daban en las escuelas número 6 “José B. Cereijo” y 11 Juan Bautista Alberdi”, de San Agustín, para alumnos de ambos establecimientos. Tiempo atrás también se había cumplido esa función en la Escuela Emilio Lamarca.
Otro dato que se ha mantenido es la presencia en esos cursos de vecinos con apellidos italianos y otros de diferente origen, quienes se inscribieron y fueron aprendiendo “la bella lingua” como se menciona al idioma de un pueblo para el que la belleza es algo primordial. Sobre el italiano se ha dicho que estuvo predestinado a encantar, atraer y seducir. Es que la tierra de tantísimos bisabuelos, abuelos y padres de balcarceños es la cuna del Renacimiento y epicentro del idioma, el arte, la moda y el turismo. Ese idioma, además, es el oficial de Italia, San Marino, Ciudad del Vaticano y uno de los tres de Suiza.

------------------------------------------------------------------------------------------


Es un edificio histórico
La Dante volvió a la sede de calle 15

Respondiendo a una invitación de la comisión directiva de
la entidad de 138 años, comenzó allí la enseñanza que se desarrolla en cuatro niveles.

A un lado están las aguas del Mar Jónico, al otro las del Tirreno. Es Calabria –su capital es Catanzaro- una de las veinte regiones de la República Italiana en la punta meridional de esa península europea. Con atractivos turísticos en costas y montañas, cultivos de olivo, cítricos y otros, tiene al sur a la isla de Sicilia, donde –se dice- se desarrolló el primer idioma italiano en los años 1.200. De allí, de Calabria, vino a la Argentina y llegó a Balcarce y a otras zonas del país el apellido Cambareri.
En nuestro folclore y poesía se hizo famoso cuando el balcarceño Vicente Cambareri le hizo caso a Horacio Guarany, adoptó el seudónimo como se lo conoce y –claro- además creó la zamba “Angelica”, cuyo disco batió récords de venta en el tiempo que se la cantaba el todo el país. A ese éxito sumo otros quien hoy es “ciudadano ilustre” de Mar del Plata y su nombre fue impuesto al escenario del cerro El Triunfo.
De esa familia de origen calabrés son Facundo y Bárbara, nacidos en  nuestra ciudad y profesores de idioma italiano egresados del Instituto Stórico Italiano de Mar del Plata, cuyos programas de estudio son de la Universidad Internacional para Extranjeros de Siena ( Ateneo Internazionale Università per Stravierie di Siena, (UNISTRASI).
Desde hace 8 años Facundo se desempeña como docente en  la Dante Alighieri de Balcarce, su hermana Bárbara ingresó a esa entidad después, y ambos en la charla con La Vanguardia dicen con satisfacción que en adelante la enseñanza se desarrollará en la sede de la Asociación Italiana donde ya comenzó la actividad. Con el mismo agrado se refiere a la novedad la presidenta de la Dante, Carmen D´Onofrio, quien comparte parte del diálogo.
Además de la formación lograda en sus estudios, los hermanos Cambareri cuentan en su historia profesional con un dato de  indudable interés: vivieron algunos años en Italia. Es decir, hablaron la lengua, leyeron y escucharon el idioma todos los días y rodeados de nativos. En la Dante, por otra parte, sigue con sus clases la profesora Mirta Marcos de Arabia, quien durante años ha dirigido la enseñanza con reconocida capacidad y que ha hecho varios viajes a la península.
Explican Bárbara y Facundo que el plan de estudios comprende cuatro niveles: I, inicial; II, intermedio; BI y BII, avanzados, con exámenes que son realizados en nuestra ciudad al término de cada uno, entregándose los correspondientes diplomas. Las clases se llevan a  cabo desde abril hasta noviembre de lunes a viernes en la mañana, la tarde y la noche en la histórica sede de calle 15-629, entre 18 y avenida Gonzales Chaves.
Hoy son alrededor de 60 los alumnos en esos niveles desde los 14 años de edad. El mayor tiene 76. También han venido enseñando en la Escuela No. 6 “José B. Cereijo”, ubicada en las avenidas Dorrego (40) y Pueyrredón (39), con la participación de numerosos escolares del establecimiento en un taller.

EN LA CALLE 15
En la charla con el diario un tema importante es el inicio de esta nueva etapa al volver la Dante a desarrollar sus actividades en la sede de la Asociación Italiana, como se señaló antes. Destacan Carmen, Facundo y Bárbara que esto es posible gracias a una invitación formulada por la comisión directiva de la Asociación centenaria, presidida desde hace algo más de una década por Luis Scarpato.
Nuevamente ahí entonces se dictan clases de italiano. En ese  edificio de calle 15 años atrás se desarrollaron varias actividades culturales, en un programa que contó con apreciable participación de balcarceños. Hubo proyecciones de películas italianas con debate, se pusieron en escena obras de teatro y se hizo un concurso literario. Además, se vio una exposición de recuerdos familiares, y se hicieron clases de tango y un encuentro de coros.

© Copyright 2018 Diario La Vanguardia - Todos los derechos reservados.
La reproducción total o parcial de los contenidos aquí vertidos solo será permitida citando la fuente.

Los contenidos períodísticos y/o fotográficos aqui publicados, se encuentran protegidos por la Ley 11.723; la reproducción de contenidos no autorizados, constituye un acto ilícito y por ello sancionable".

Central de Noticias Balcarce
Calle 16 n 662 1 piso tel 02266 42-4151

Desarrollado por osmosis