Multimedios Balcarce
Domingo, 19 de Noviembre | 488 Usuarios únicos

Sociedad

Proyecto 10: manos solidarias que fomentan la inclusión educativa

12.11.2017 | La ONG –que sólo recibe aportes de privados- actualmente tiene 15 becarios universitarios.


En el año 2003 la Asociación Proyecto 10 inició un ambicioso programa de becas que ha ido creciendo y perfeccionándose con el tiempo. El mismo consiste en la asignación de una beca económica y de un padrino o tutor para cada becario. Los padrinos son voluntarios que se unen al proyecto para brindar el apoyo afectivo, gestionar todas aquellas acciones que le faciliten los estudios y la formación académica; y administran los fondos asignados a cada estudiante. Entre 2013 y 2016, varios de los jóvenes becados lograron recibirse y obtener sus títulos en carreras como Educación superior nivel primario, Pastelera profesional, Licenciatura en Química, Licenciatura en Trabajo Social, Profesorado de Historia, Psicopedagogía, Técnico Superior en Periodismo e Ingeniero Agrónomo. Pero Proyecto 10 nació en medio de la crisis de 2001 y con otro fin: asistir alimentariamente con comedores promocionados por la ONG a los chicos más necesitados y vulnerables, golpeados por aquel colapso. En aquellos años, la Argentina pendía en el borde del abismo económico, político y social y las experiencias, como las de Proyecto10, se multiplicaron a lo largo y a lo ancho del país. Los años pasaron, los gobiernos también, y la ola de saqueos y de violencia inusitada en ese contexto quedó atrás, aunque los desafíos son otros. Uno de ellos es la inclusión educativa, quizás por ello desde hace 14 años quienes integran Proyecto 10 decidieron apostar fuerte a un sistema de becas que ha significado para todos una experiencia gratificante.

-¿Cuál es la actualidad hoy de la ONG que nació en un contexto especial del país?  
-AG: El proyecto hizo un giro de acuerdo a las necesidades o a las circunstancias que fueron sucediendo en el país. Primero fue un comedor y luego se decidió darles la oportunidad a esos chicos de poder asistir a la escuela secundaria. Luego, cuando la escuela secundaria fue obligatoria, consideramos que el Gobierno se tenía que hacer cargo de esa situación y se les dio la posibilidad a los chicos de una beca para que pudieran ir a la Facultad.  Así sigue el proyecto hasta el día de hoy que tiene continuidad.

-¿Cómo se realiza la entrega de estas becas y cómo es el proceso de selección?
-SD: Las becas son parte de donaciones privadas de empresas, de grupos de personas que donan en forma anónima y que hemos logrado más o menos mantener en un porcentaje de 20 ó 25 mil pesos de becas mensuales. Las becas con las que nos hemos quedado son de chicos universitarios en este momento y ahí apuntamos. Estamos intentando coordinar con el esfuerzo que está haciendo el Estado a nivel local, que hoy nos está duplicando esa cantidad de becas,  lo que sería a futuro un convenio con la Municipalidad de Balcarce para ver si logramos que cada chico pueda tener un tutor y si pueda mantener la eficacia del sistema ya que se ha demostrado que las becas están dando resultado.

-¿Para otorgar estas becas se hace un análisis del contexto familiar y social?
-SD: Sí, la que hace los análisis es Virginia, es la que evalúa y da todos los antecedentes personales de cada chico. Nosotros cuando tenemos que controlar tratamos de promover y apoyar al que mejores notas tiene. Es decir el esfuerzo merece ser apoyado y debe tener una recompensa. Claro que no todos los chicos que becamos son chicos 10 o con notas sobresalientes, pero en general no tenemos otra forma de poder limitar esos aspectos. Un poco eso lo evalúa Virginia, que es quien está en el tema. Este año, por ejemplo, hemos decidido no becar todavía a nadie, sino que estamos quedándonos con las becas viejas o en curso porque económicamente estamos complicados como para poder llegar a ampliar lo que hemos hecho año a año en lo que sería la posibilidad de contar con nuevos becarios. Entonces nos quedamos con los que teníamos y no hemos ofrecido ninguna este año por ese motivo.

-¿Cuántos son los chicos que actualmente están becados y en qué situación están?
-SD: Son 15 chicos. Las becas van de los $2.000 o los $2.500 y $ 1000 que da la Municipalidad. Esto es muy poquita plata comparando con el esfuerzo personal que hacen las familias. Algunas de ellas tienes seis o siete trabajos por lo que el esfuerzo que hacen es admirable. Nosotros aportamos algo mínimo. El esfuerzo lo hace la gente. Ojalá pudiéramos organizarnos en nuestro país y copiar a los uruguayos que tienen un sistema increíble. En Uruguay todos los universitarios están obligados a pagar una beca de estudios a partir de un determinado año de recibido, por un periodo de cinco años y empiezan a pagar 400 dólares por año de impuestos y con eso consiguen que estudie la mayoría de los chicos que quieren ingresar a una universidad. Es decir, han logrado nivelar hacia arriba y en una forma increíble. Paralelamente lograron que aumente la cantidad de chicos sin recursos que hoy pueden estudiar, ya que de otra manera no podrían hacerlo, y esa es una verdadera política de Estado. Espero algún día verlo en la Argentina.

© Copyright 2017 Diario La Vanguardia - Todos los derechos reservados.
La reproducción total o parcial de los contenidos aquí vertidos solo será permitida citando la fuente.

Los contenidos períodísticos y/o fotográficos aqui publicados, se encuentran protegidos por la Ley 11.723; la reproducción de contenidos no autorizados, constituye un acto ilícito y por ello sancionable".

Central de Noticias Balcarce
Calle 16 n 662 1 piso tel 02266 42-4151

Desarrollado por osmosis