Para guardar el acceso directo en el escritorio de su celular, pulse  y hag clic en AGREGAR A INICIO

Información Premium Registrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Martes, 11 de Diciembre de 2018 | 11827 Usuarios únicos

Sociedad

Mujeres por un sueño: llegar a los que más necesitan
12-11-2017 Mantienen un comedor en un barrio del Plan Federal y se amplían.
Zulema Safe, una de las integrantes del grupo denominado Mujeres por un sueño, le contó La Vanguardia como se desarrolla la actividad solidaria que llevan adelante en los barrios más humildes de la ciudad. “La idea es poder ayudar, recibimos donaciones, y la verdad es que hace mucho tiempo que estamos trabajando en el barrio de la avenida 107 (Plan Federal) con los niños y con las mamás. Básicamente hacemos talleres, damos la copa de leche y la comida a los chicos, actividad que cumplimos todos los días sábados. Teníamos ganas de seguir extendiéndonos a otros lugares donde podamos ayudar y hoy estamos aquí en Pueblo Nuevo –mencionó- para poder ayudar, dar cursos gratuitos y entre todos poder dar una mano a quien lo necesite. En verdad somos bendecidos y el sentimiento es “somos bendecidos para bendecir”, por lo cual lo que hacemos es eso, tratar de llegar a donde está la necesidad, ayudar desde nuestro humilde lugar a paliar situaciones que claramente no todos ven. Somos un grupo pequeño, pero con un gran corazón. Hacemos esto primero para Dios y para quien esté en necesidad, pedimos que se acerquen a dar una mano, se dice que “es mejor dar que recibir”, ese también es nuestro lema”, contó Zulema. La tarea del grupo comenzó hace cinco años y desde ese momento no se detuvo. “Uno de mis hijos había tenido un problema y me acerqué a Dios. Así empecé a conocer a esos niños que tanto necesitan del otro. Hoy por hoy, como está la sociedad,  es muy necesario ayudar a esos chicos para que mañana puedan tener otro enfoque, otra vida, y fundamentalmente otras posibilidades”, sostuvo.

El grupo
El grupo –contó Zulema- está integrado por las mismas madres de los chicos del Barrio de la 107. “Una de ellas nos abrió su  casa y Facundo Rodríguez, que se sumó ahora, es quien más se mueve. Quien quiera acercarse a ayudar lo puede hacer. Y soñamos en algún momento bautizar el comedor con el nombre “La mano de Dios”. A través de él yo he llegado a este lugar y a través de él mi hijo ha salido del lugar en donde estaba, así que honrando a Dios y a la gente que necesita estamos aquí y en cada lugar donde haya una necesidad”.
Más Noticias
ver historial de noticias

ETCEspectáculos, tendencias y curiosidades

Primer canal multiplataforma de Balcarce
Extras
Publicidad
Publicidad

Contactanos

Crear Cuenta

Tengo Cuenta

Ingresar a Cuenta

Recuperar Clave

Generar Clave Nueva

Ingrese y confirme nueva clave