Multimedios Balcarce
Lunes, 11 de Diciembre | 6262 Usuarios únicos

Sociedad

“El hambre no tiene sello electoral”

18.06.2017 | El delegado de SRA en Ramos Otero Patricio Dellagiovanna participó en Chile de un encuentro convocado por la FAO. Se trató de la Prevención y Reducción de Pérdidas y Desperdicios de Alimentos.


Entre el 5 y 9 de junio pasado se desarrolló en Santiago de Chile el III Diálogo Regional para la Prevención y Reducción de Pérdidas y Desperdicios de Alimentos. Una iniciativa promovida por las autoridades regionales de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación – FAO, por sus siglas en inglés. Los representantes de los distintos países hablaron de los avances alcanzados por los grupos de trabajo sobre la prevención y reducción de las pérdidas y desperdicios de alimentos (PDA). Asimismo, los participantes del congreso reafirmaron los principios y mandatos sobre seguridad alimentaria y nutricional y erradicación del hambre, y manifestaron su firme voluntad de impulsar en la región iniciativas conducentes a garantizar el derecho humano a la alimentación adecuada, enfrentando las pérdidas y desperdicios de alimentos, que sean apoyadas por los procesos de unidad e integración latinoamericana y caribeña. También reconocieron que una respuesta estructural al problema debe incluir, entre otros aspectos, la transformación de los sistemas alimentarios más sostenibles, valorando la diversidad cultural de nuestra región, integrando la gestión de los recursos naturales, el financiamiento e inversión en infraestructura, la mejora en la distribución, disponibilidad y acceso a alimentos, la educación alimentaria y al consumo, la inocuidad alimentaria y el establecimiento de alianzas público privadas acercando la producción con el consumo. Patricio Dellagiovanna, delegado de la Sociedad Rural Argentina en Ramos Otero, participó de la actividad oficial como miembro de la comitiva argentina y a su vuelta a la Argentina habló con La Vanguardia sobre esta experiencia en el país vecino.

-¿Cómo fue la experiencia de Chile? -Fue una experiencia gratificante. Como punto focal de la FAO del Frente Parlamentario Contra el Hambre en el Congreso Nacional, formé parte de la comitiva que viajó en representación de la Argentina. Lo hice junto al director nacional de Agroalimentos, Pablo Morón, la diputada nacional mendocina, Graciela Cousinet, Elizabeth Kleiman, de FAO Argentina y Gustavo Polenta, de INTA Castelar. Aceptamos el desafío de trabajar juntos para hacer frente a una problemática que aqueja al mundo: el hambre. Este tipo de cosas, lo hacen a uno sentirse bien.

-¿Cómo se organizó el equipo?-Fuimos dos representantes del Legislativo, dos del Ejecutivo y uno de FAO. Fue una tarea que puso de relieve el hecho de que, más allá de tener diferencias ideológicas y preferencias partidarias divergentes, sabíamos que estábamos ahí  para lograr que ningún niño o niña de nuestra región se vaya a la cama con hambre, objetivo que se persigue para que se pueda cumplir en un futuro no muy lejano. Allá nos encontramos con delegaciones de más de 15 países de América Latina y el Caribe.

-¿Qué aprendieron? -Según datos de la FAO, hoy en día, un tercio de los alimentos que se producen para el consumo humano se pierde o se desperdicia en todo el mundo, lo que equivale a cerca de 1300 millones de toneladas al año. Cuando vimos estos números, casi salimos espantados. Fueron días de intensa labor e intercambio. Mientras que la escuadra argentina mostró los resultados de un energía mancomunada, que derivó en la creación del Programa Nacional y de una Red Nacional para la Reducción de Pérdida y Desperdicio de Alimentos; las delegaciones del los restantes países compartieron con nosotros los proyectos sobre los que habían trabajado en el último tiempo.


-¿Hay un compromiso por parte de los gobiernos?-Definitivamente. Creo que ningún gobierno quisiera que se tirara comida y que no llegara a la boca de la gente que más lo necesita. Pero, a veces, procesos productivos y las cadenas de distribución generan que haya disponibilidad de alimento pero no acceso efectivo al mismo.

-¿Qué se puede hacer?-Por un lado, hay medidas muy buenas que está desarrollando el Ejecutivo como es el caso de El Mercado en tu Barrio o la creación del Plan Hortalizas 2020, donde se fomenta el consumo de frutas, verduras y legumbres, además de su producción regional y posible industrialización. Por el otro, hay propuestas de la oposición que vale la pena escuchar: uno no necesariamente coincide en el 100 % pero, es entendible que el proyecto de Bajemos los Precios esté en la mesa de discusión.

© Copyright 2017 Diario La Vanguardia - Todos los derechos reservados.
La reproducción total o parcial de los contenidos aquí vertidos solo será permitida citando la fuente.

Los contenidos períodísticos y/o fotográficos aqui publicados, se encuentran protegidos por la Ley 11.723; la reproducción de contenidos no autorizados, constituye un acto ilícito y por ello sancionable".

Central de Noticias Balcarce
Calle 16 n 662 1 piso tel 02266 42-4151

Desarrollado por osmosis