Pasion 5 Multimedios Balcarce
Miércoles, 13 de Diciembre | 9301 Usuarios únicos

Tenis

“Vengo con la intención de sumar experiencia”

06.12.2017 | Con el objetivo principal de sumar una valiosa experiencia de cara a su futuro deportivo, el promisorio tenista balcarceño Bautista Vilicich se encuentra en los Estados Unidos. Allí disputará dos importantes torneos: el Eddie Herr y, fundamentalmente, el Orange Bowl, buscando cerrar de la mejor manera una temporada exitosa.


Ubicado en el séptimo puesto en el ránking nacional de la categoría sub-16 y en el quinto en dobles, el tenista balcarceño Bautista Vilicich se apresta participar en dos importantes certámenes que se llevarán a cabo en las próximas semanas en los Estados Unidos. Se trata del Eddie Herr y también el Orange Bowl, donde tendrá la chance de medirse ante varios de los mejores del mundo en su divisional.
Vale consignar que no será la primera ocasión en la cual, el deportista local actuará en el exterior, ya que tuvo la oportunidad de jugar oportunamente en Uruguay, Brasil y Paraguay.
Para Vilicich (cumplió 16 años el pasado 5 de octubre) será una buena posibilidad para darle un positivo final a una temporada en la cual ha cosechado importantes resultados en nuestro país, lo cual le abre interesantes perspectivas de cara al futuro.
En una extensa charla con LA VANGUARDIA y PAISON 5, brindó detalles de este nuevo desafío y con mucho criterio y humildad, analizó su estupendo presente deportivo.

                             EL VIAJE A LOS ESTADOS UNIDOS
-¿Cómo surgió la chance de viajar?
-En realidad este viaje lo tenía previsto hace bastante tiempo, porque es una muy buena ocasión para sumar experiencia siendo junior. Afortunadamente mi familia me brindó un apoyo clave, ya que no recibo ningún tipo de ayuda de la Asociación, y son muchos los gastos que hay que afrontar.
-¿Cómo han sido estos primeros días en tu nuevo destino?
-Llegué el lunes 21 de noviembre, tras viajar con la familia de un amigo, que también juega. Hasta ahora estuve entrenando con mucha intensidad, fundamentalmente adaptándome a la superficie. Es que vamos a jugar en una superficie rápida, algo al cual los argentinos no estamos tan habituados. Mi entrenador Agustín Mancini me ayuda mucho.
-¿Qué torneos tenés previsto disputar?
-Voy a quedarme hasta el 20 de diciembre, por lo cual tengo previsto competir en dos: el Eddie Herr y fundamentalmente el Orange Bowl. Aunque no descarto hacerlo en algún otro, si es que surge la posibilidad. Obviamente que el más relevante es el Orange Bowl, básicamente por su tradición. Habitualmente vienen los mejores de cada país en mi categoría, y han pasado por acá estrellas de la talla de Federer, Del Potro, Cilic, Agassi, Thiem o Nishikori, entre otros. La superficie que se utiliza es una especie de arcilla, que es más rápida que el polvo de ladrillo.
-¿Cuáles son tus expectativas?
-Expectativas concretas no tengo. Vengo con la intención de sumar experiencia. De brindar lo mejor de mí en cada partido. El objetivo lógico es el de ganar, aunque soy consciente de que en esta instancia las cosas son un poco más complicadas. El tenis es como una carrera de resistencia, donde todo se hace muy largo y exigente.
-Igual es una buena chance de crecer dentro del ránking mundial.
-Ya estoy incluido dentro de ese ránking, que se llama ITF y que es para los menores de 18 años. Me encuentro entre los 2.000 del mundo, pero aún me quedan dos años y medio más dentro de la categoría. Por eso el objetivo está enfocado en tratar de quedar entre los 100 mejores al final de ese tiempo. Ello me habilitará a jugar en los Grand Slam Junior para 2019.
-¿Cómo está el tema de la adaptación al nuevo lugar?
-Estoy un poco acostumbrado a esta situación. Cuando tenía 9 años me fui a Tandil a entrenar con mi hermano, y permanecíamos allí todo el verano haciendo pretemporada. A los 12 me fui a Azul, donde entrenaba en doble turno. Por momentos se pone duro porque se deben dejar de lado muchas cosas habituales de un adolescente, como juntadas con amigos, fiestas o salidas. Y la familia se extraña un poco. Pero lo hago porque es el camino que escogí recorrer y esta carrera exige algunos sacrificios.
-Además no es tu primera experiencia fuera del país.
-No. Oportunamente tuve la ocasión de jugar en Uruguay, Brasil y Paraguay, entre otros lugares.
-¿Tuviste que trabajar para mejorar algún aspecto de tu juego, pensando en este viaje?
-Hicimos especial hincapié en el aspecto mental, para estar fuerte de la cabeza en los momentos claves de los partidos. La cuestión técnica la trabajamos ahora sobre la superficie rápida.
-¿Cuándo debutás?
-En breve estaré debutando. Lo haré contra un norteamericano en primera ronda, y en dobles jugaré con un compañero argentino.

                                       UNA EXITOSA TEMPORADA
-Este desafío internacional te llega en el momento justo, en una temporada positiva.

-Sin dudas. Tuve una temporada muy positiva. Siempre me había mantenido entre los 20 ó 30 del país. Pero este año hice un cambio mental que potenció mi juego. Y una buena pretemporada. Me fui a jugar 3 sudamericanos a Paraguay y Brasil, con muy buenos resultados. Y en Argentina anduve realmente bien los torneos de grado 1 y 2. Eso me permitió ubicarme séptimo en el ránking nacional sub-16 y quinto en el de dobles. También clasifiqué para el Master de menores, donde están los mejores 8 del país. Más allá de esto, soy consciente de que aún me falta mucho por aprender y mejorar.
-¿Esta experiencia en Estados Unidos puede ser el puntapié inicial para una incursión futura en el profesionalismo?
-No creo que esta experiencia sea tan determinante. Si bien son torneos muy importantes, con grandes sponsors y una estupenda vidriera, considero que todavía soy chico para pensar en ser profesional. Que haya buenos resultados en junior muchas veces no define nada. Estoy convencido de que hay que seguir trabajando muy duro y si luego, los resultados acompañan y aparecen los sponsors, se puede dar la chance de jugar profesionalmente. Lógicamente que mi sueño es ser un jugar ATP, pero por ahora trato de tener los pies sobre la tierra. El tiempo dirá si eso es posible o no.
-¿Tenés algún jugador referente?
-Tengo varios referentes. Me gustaba mucho (David) Nalbandián. De la actualidad, creo que (Rafael) Nadal es un verdadero ejemplo para muchos. Entre los más jóvenes, el canadiense (Denis) Shapovalov de 18 años, hace cosas increíbles con la raqueta.
-¿Querés agregar algo más?
-Fundamentalmente quiero agradecer a mi familia, que me apoya en todo momento; a mis amigos; al Colegio Santa Rosa de Lima, por su respaldo durante todo el año, y a mi sponsor Kirschbaum.

Fotos y texto: (c) La Vanguardia 2017. Queda prohibida la reproducción parcial o total del material periodístico como las fotografías contenidas en esta información, que resultan de uso exclusivo del diario La Vanguardia. Se recuerda a los programas televisivos y sitios de internet que leen y utilizan material de esta página, sin citar la fuente, que están violando la ley de Copywright.

 

© Copyright 2017 Diario La Vanguardia - Todos los derechos reservados.
La reproducción total o parcial de los contenidos aquí vertidos solo será permitida citando la fuente.

Los contenidos períodísticos y/o fotográficos aqui publicados, se encuentran protegidos por la Ley 11.723; la reproducción de contenidos no autorizados, constituye un acto ilícito y por ello sancionable".

Central de Noticias Balcarce
Calle 16 n 662 1 piso tel 02266 42-4151

Desarrollado por osmosis