Para guardar el acceso directo en el escritorio de su celular, pulse  y hag clic en AGREGAR A INICIO

Información Premium Registrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Domingo, 15 de Septiembre de 2019 | 3089 Usuarios únicos

Balcarce histórica. La Terminal que no se pudo hacer
19-08-2019

Era necesaria en la ciudad una estación de ómnibus. El gobierno del intendente Galindo logró un preconvenio para hacerla en la estación ferroviaria.

 

Cinco partidos políticos publicaron en sus plataformas con vistas a la elección de 1983 la propuesta de construir una estación de ómnibus, alguno en un sector de la estación del ferrocarril. Había pasado la última dictadura militar de siete años y el país se aprestaba a elegir por el voto a las autoridades de la Nación, las provincias y los municipios. Fue el tiempo en que se publicaban las plataformas, que ciudadanos interesados en el quehacer político leían para decidir su sufragio.

En ese 1983 la Unión Vecinal de Balcarce, el Partido Justicialista, el Partido Comunista, la Unión Cívica Radical y el Movimiento de Integración y Desarrollo hablaron de la necesidad de que la ciudad contaba con esa estación. Habían pasado 48 años del momento en que El Rápido comenzó a brindar su servicio entre Balcarce y Mar del Plata, con parada en un local de calle 14.

Más adelante se sumaron Costera Criolla –que llegaba y partía desde avenida Kelly, entre 19 y 21- y Micromar, cuyos ómnibus eran esperados en calle 16, frente a la plaza Libertad. Había crecimiento en ese sentido, incluso con otras líneas de colectivos. Por eso las agrupaciones planteaban esa inquietud en una ciudad donde había que hacer esa obra.

El gobierno del intendente Rafael Juan Galindo encaró la iniciativa en la que tuvieron activa participación los secretarios de Gobierno, y de Obras y Servicios Públicos, Ricardo Heberto Stoppani y Luis Carlos Barragán. Se hicieron gestiones en Buenos Aires y La Plata para obtener primero de la empresa Ferrocarriles Argentinos la cesión del sector donde hacer concretar el proyecto.

 

PASOS ADELANTE

El asunto fue avanzado, sobre lo cual Stoppani recordó años atrás a La Vanguardia que había dinero disponible en la provincia para destinarlo a la remodelación de la estación ferroviaria construída en 1902. Incluso, contó que un buen contacto en esa empresa fue un profesor que había tenido en la Facultad de Ingeniería donde cursó sus estudios y que ocupaba entonces un alto cargo en Ferrocarriles

Argentinos

Barragán describió en esa charla el proyecto elaborado por la Secretaría a su cargo, con las distintas dependencias y espacios suficientes para el funcionamiento de lo que se denominaba una terminal. El espacio elegido para la remodelación estaba ubicado a la derecha de la entrada del edificio.

En Obras y Servicios Públicos se trabajaba además en entubar parte del  canal a cielo abierto de la calle 2, consultorios externos en el Hospital, casas a través de la Comisión Intersectorial  de la Vivienda (CIV), una escuela en el sector de la plaza San Martín y el camino de circunvalación.

El Liberal fue informando sobre el avance del plan de la estación de ómnibus, dando a conocer en agosto de 1985 que la empresa nacional había enviado al Departamento Ejecutivo un preconvenio cediendo durante veinte años el sector elegido por el gobierno municipal. Ese texto pasó a ser estudiado por una comisión creada a ese efecto e integrada con el Concejo Deliberante.

El gobierno de Galindo, además, esperaba poder concretar el proyecto para avanzar en el desarrollo del sector norte de la ciudad, incluyendo en eso el camino de cintura y la ampliación de redes de servicios con las obras de barrios. Ferrocarriles pedía que fueran respetadas las características originales del edificio, pero en 1986 el asunto se fue deteniendo.

Así, la iniciativa perdió fuerza. Stoppani explicó años más adelante que los problemas se fueron encontrando en las que podrían ser  denominadas segundas líneas del gobierno de la provincia. A pesar de todo el esfuerzo de la gestión municipal no se pudo avanzar más, y se decidió tomar otro camino con el objetivo de tener una estación de ómnibus.

Se realizó una convocatoria pública a todos los interesados en hacer ofertas. El empresario Juan Dimuro presentó entonces un inmueble que poseía en la avenida San Martín, ubicado a la izquierda yendo desde la avenida 1 (Primera Junta) hacia El Cruce. Hoy está allí la Dirección de Inspección General de la comuna: “ofrecí lo que tenía en la avenida –explicó el vecino- y también llevar a cabo la correspondiente remodelación del inmueble”. Aceptada la propuesta, el 12 de junio de 1988 quedó inaugurada la Estación Centralizadora de Transporte Interurbano de Pasajeros (nombre oficial), en el gobierno del intendente Víctor Héctor Báez. En el acto la provincia estuvo representada por la esposa del gobernador Cafiero, Ana Goitía.

 Nota completa en edición impresa.

Más Notas
ver historial de notas
Publicidad
Publicidad

Contactanos

Crear Cuenta

Tengo Cuenta

Ingresar a Cuenta

Recuperar Clave

Generar Clave Nueva

Ingrese y confirme nueva clave