Para guardar el acceso directo en el escritorio de su celular, pulse  y hag clic en AGREGAR A INICIO

Información Premium Registrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Martes, 20 de Agosto de 2019 | 2618 Usuarios únicos

Balcarce histórica. Desde Balcarce el país vio el alunizaje
14-07-2019

Se cumplen 50 años de la sorpresiva primera transmisión de la Estación Terrena de Comunicaciones Vía Satélite, que fue oficialmente inaugurada dos meses después.

 

Cuatro años antes que dos astronautas de Estados Unidos caminaran en la Luna, la Argentina había ingresado en la Organización Internacional de Telecomunicaciones por Satélite (INTELSAT), en la Presidencia de Arturo Illia. Ese consorcio de agencias norteamericanas –creado en 1964- produjo su primer acontecimiento cuando en ese año ´65 lanzó el satélite Early Bird, de telecomunicaciones y televisión.

Doce meses después desde EE.UU. se hizo la primera llamada trasantlántica a Alemania utilizando el Early Bird.  Su cobertura fue la región del Océano Atlántico, sumándose con los años otros satélites que formaron una red interconectando a decenas de países. En el siguiente año -1966- se creó en Buenos Aires una comisión para estudiar la factibilidad de construcción de una estación terrena de comunicaciones vía satélite.

Después el gran suceso se vivió en julio de 1969, cuando en nuestro partido estaba en su fase final la obra de la Estación, en el gobierno de facto de Juan Carlos Onganía. Ocurrió que antes la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (ENTel) había puesto su mirada en el espacio entre las sierras El Volcán y La Vigilancia, aplicando las pautas técnicas para buscar zonas de montañas bajas que tuviera suficiente protección por interferencias.

Otra condición fue que estuviera en un radio de 400 kilómetros del punto de mayor tráfico de comunicaciones, es decir la Capital Federal. Ahí –en ese punto que se llamó “pozo de silencio”- una compañía italiana había encarado la ejecución del muy importante proyecto de la moderna planta, que se iba a inaugurar con una sola antena: Balcarce I. La empresa ganadora de la licitación fue el  Conzorcio per Sistemi di Telecomunicazioni Via Satelitte Societta

Per azioni ( S.T.S p.a.).

La obra se llevó adelante con la sorpresa primero en nuestra ciudad, desde donde luego los balcarceños interesados siguieron con asombro su desarrollo a través de las novedades que iban viendo. A su vez, se conocían detalles del nuevo sistema que aparecía en el mundo.

Simultáneamente, en la Capital Federal la ENTel iba capacitando al personal que vendría a Balcarce para desempeñarse en la flamante Estación, en el “pozo de silencio”. Luis Arabia, especializado entonces en electrónica con orientación en las telecomunicaciones, fue uno de los 27 técnicos elegidos. Charlando con La Vanguardia recordó tiempo atrás aquel importante paso que dio en su carrera  profesional.

Esa capacitación se hizo durante cuatro meses conducida por personal de la Empresa Nacional y estuvo referida a la teoría, a lo cual se agregaron otros tres meses en la Estación donde técnicos de Italia enseñaron la parte práctica. Los 27 seleccionados llegaron con sus familias para alojarse en 31 departamentos de los 69 que componen los tres edificios conocidos como monobloques, que se habían construído en el sector norte de la ciudad.

Las unidades habitacionales ubicadas en la calle 15 las había adquirido ENTel con esa finalidad, mediante una operación hecha  por un monto de 71.000.000 de pesos de entonces.

 

LA PRIMERA

Dos meses antes de la que fue finalmente la inauguración oficial de la Estación –el 20 de setiembre- otra sorpresa se vivió en ese año 1969. Contó Arabia que en julio se habían tenido contactos con la planta de Fucino, Italia, y fueron los técnicos de esa compañía los que hicieron la propuesta. Los satélites no eran tan estables como lo fueron después, por lo cual era necesario buscarlos y seguirlos con coordenadas enviadas desde Estados Unidos.

Así, la tarde del jueves 17 de julio transitaba la Argentina hacía

la noche, cuando –sorpresivamente- a las 18,56 horas aparecieron en las pantallas de televisión el Centro Espacial de Houston y luego los astronautas Armstrong, Aldrin y Collins, tripulantes de la nave Apolo 11. Siguieron en los días siguientes esas conexiones históricas que desde Balcarce veía el país, hasta el domingo 20 cuando se produjo la primera caminata del hombre en la Luna. En los televisores continuaron las imágenes con el regreso a la Tierra.

La nota completa en la edición impresa de La Vanguardia

 

Más Notas
ver historial de notas
Publicidad
Publicidad

Contactanos

Crear Cuenta

Tengo Cuenta

Ingresar a Cuenta

Recuperar Clave

Generar Clave Nueva

Ingrese y confirme nueva clave